Juan Manuel García-Gallardo Gil-Fournier comenzó a ejercer la abogacía en 1982, habiendo terminado la carrera de Derecho con Premio Extraordinario de Licenciatura y el Premio “La Ley” al mejor expediente académico de su promoción.

Desde entonces, ha continuado la tradición profesional iniciada por su padre, Juan Manuel García-Gallardo del Río, fundador del despacho en 1957 y aún en activo.

Se ha dedicado a proveer asesoramiento y defensa al más alto nivel. Ha conseguido unos resultados extraordinarios siguiendo una visión que ha marcado su trayectoria profesional: estudiar y analizar en profundidad cada asunto en orden a diseñar la mejor estrategia.